miércoles, 27 de abril de 2011

Manual Frustrado de un Diseño Editorial

Aunque el texto se ajusta a lo que se pidió en el ejercicio, sin embargo presenta una serie de fallos: existe una desigualdad y desproporción entre los textos escritos en las diferentes páginas, existe asimismo algún problema entre el espacio dejado en algunos de las tablas. Sin embargo, como punto positivo, creo que se debe destacar. Presentamos dos de las páginas mas destacadas de este ejercicio.

La primera de ellas constituye la portada como presentación del diseño propio del trabajo:


El segundo de los ejemplos lo constituye la primera página de la clasificación tipográfica. En él vemos el peor defecto en general del trabajo, que no es otro que la abundancia de datos y la desproporción entre textos y márgenes.



Finalmente para dejar buen sabor de boca en cuanto al trabajo presentamos una tercera página que constituye las retículas del texto. En ellas sí podemos ver una proporción y orden entre los espacios construidos.


lunes, 11 de abril de 2011

El nacimiento de un error: el índice de libros prohibidos.



Segovia fue la primera ciudad en tener imprenta, pero no fue la única del siglo XV español. Sevilla, Toledo, Salamanca, Valencia, Barcelona son algunas de las grandes ciudades que se apuntan a la implantación a la imprenta. Esta tendencia tendría dos puntos en común, era financiada por grandes hombres de negocios (muchos de ellos alemanes), y se realizaban en los grandes centros comerciales de España. Sin embargo aquí solo se produjeron el 3% del total de los denominados incunables europeos. Las razones que explican este hecho se relacionan con dos factores, el primero de ellos a la debilidad financiera y técnica, y en segundo lugar a la insuficiencia de papel y por tanto a los elevados costes de generar un libro. Frente a esta escasez, y lo elevado de los precios, los impresores animaron la venta imprimiendo los best-seller de la época: los libros de caballería. De forma que todo aquel que quisiera adquirir un libro científico de calidad no tenía más remedio que acudir al mercado extranjero. Y tanto fue así que desde 1501-1521 se va a producir una autentica invasión del libro foráneo alimentado a su vez por la supresión del gravamen externo por parte de la corona. Frente a esta invasión los impresores (ya españolizados) castellanos tratarán de fortalecer su posición a través de una política matrimonial gracias a la cual empezarán a aparecer algunas de las grandes imprentas que marcará el siglo XVI. Y en segundo lugar, apoyando a una monarquía que únicamente permitía la impresión previo permiso de su cancillería. Pese a lo cual, y ante la existencia de una administración recién nacida, muchos son los impresores que trabajan “al margen de la “ley” sin que la corona hiciese nada. No será hasta 1550, con la amenaza Protestante, cuando la monarquía empieza a tomar partido decidido contra la libertad de impresión. Sobre todo ante la invasión de literatura de estudio sospechosa, por cuanto la imprenta española únicamente se centraba en “literatura popular”, por proceder en su mayor part de los Países Bajos. Bien es cierto, que todos, o prácticamente todos, únicamente trataban a los clásicos de la literatura grecolatina este hecho asustó la monarquía y la obligó a actuar. Nacía así el “índice de libros prohibidos” que durante tres siglos iba a tener tan nefastas consecuencias para España.

lunes, 4 de abril de 2011

GUTEMBERG

Johannes Gensfleisch zur Laden zum Gutemberg, más conocido por Gutemberg, nació en 1398 y murió en febrero de 1468. Fue joyero e inventor de tipos móviles para la impresión en 1447 logrando con ello un avance a la hora de comunicarse del que nunca fue capaz de sospechar. La familia del gran inventor del siglo XV fue bastante rica y acomodada, lo que unido a un prestamo de Johan Fust de unos 700 florines le permitió culminar este proyecto en 1455. Entonces puso a la venta la Biblia en 2 tomos a 300 florines cada uno. Esta nueva forma demostró ser claramente menos costosa que la trascripción a mano, que fácilmente podía tomar un período de varios años en hacerse. Aunque Gutenberg fue subsidiado por el arzobispado de Meinz hasta su muerte en el año 1468, pero debido a que solía gastar todo lo que ganaba en alcohol, el arzobispado decidió realizar el subsidio mediante alimentos y alojamiento en lugar de dinero.

La impresión mediante bloques, (que es considerado un invento chino y que fue ampliamente usado en oriente mucho antes que Gutenberg inventara los tipos móviles) consistía en papeles individuales que eran puestos en bloques de madera que tenían las inscripciones del texto y de los dibujos, y mediante el uso de la tinta quedaban impresos en el papel. De igual forma, se cree que los chinos y los coreanos sabían de la existencia de los tipos móviles entre los siglos XII y XIII, pero que debido a su complejidad en el uso no los utilizaron. No se sabe si Gutenberg conocía estas técnicas o no; pero debido a la diferencia en la tecnología inventada en comparación con los tipos móviles que conocían los orientales, se le considera su verdadero inventor.

Sin lugar a dudas, el invento de quien fue este ilustre personaje dejó un gran legado en la historia universal. Si no fuera por él no hubiera existido la gran cantidad de información impresa que caracterizó al siglo XIV. También a través de su invento la literatura se pudo abrir a través de las fronteras teniendo un gran auge. Debido a este trascendental descubrimiento es que muchas organizaciones y personas consideran a Gutenberg, no sólo el personaje de su siglo, sino que lo consideran el personaje del milenio.