lunes, 23 de mayo de 2011

Historia del diseño gráfico español: Daniel Gil

A menudo se ha afirmado el subdesarrollo gráfico español fruto de su aislamiento político y su debilidad económica. Sin embargo los últimos estudios (Bahamonde o Otero Carvajal) demuestran que España tuvo un desarrollo homologo al de los países propios de su entorno. Hecho que podemos comprobar mirando la producción de las revistas y los anuncios que en ellos se fueron insertando a partir de 1910 y 1920. El mismo Pedro Prat, uno de los publicistas más importantes de la época, publicaba en 1915 el primer manual de publicidad español “Una nueva tecnica: la publicidad científica” donde trata de responder al interés por la publicidad moderna como medio de difusión de los productos de consumo masivo: productos de limpieza, calcetines, tabaco, y papel de fumar, libros, etc....

Anónimo. Colección Austral de Espasa Calpe, editado en Argentina, 1937

Bien es cierto que la Guerra Civil y el primer franquismo significó una ruptura con el desarrollo de la industría gráfica debido a la mayor restricción en la temática o de la muerte y exilio de algunos de los más grandes diseñadores de la epoca. No obstante, tenemos buenos ejemplos, sobre todo en el campo del diseño gráfico, de la voluntad de vincularse a esta disciplina sin desvincularse del occidente industrializado. Es a partir de los años 50 cuando el diseño gráfico español, merced a la dominio en el gobierno del sector más “desarrollista” cuando paralelo a la recuperación economcia empiezan a crecer la preocupación de dotar de un mayor atractivo de los productos. Y por tanto al diseño del producto en sí. Es un momento en el que aparecen algunos de los emblemas mas importantes como el toro de Manolo Prieto, el cartel de Norit de Josep Sala Lloorens o las cajas de fosforos de José Maria Cruz y Novillo. Pero si hay alguien que empieza a destacar por su nombre propio a lo largo de estos años ese es Daniel Gil.


Daniel Gil. Diseñador Gráfico.

DANIEL GIL (1930-2004) fue el portadista español más importante del siglo XX. Apasionado del arte pudo matricularse en la carrera de Bellas Artes a una temprana edad donde se introdujo en los circulo intelectuales. Pero no fue hasta su llegada a Ulm donde aprendió de la mano de Otl Aicher los fundamentos del diseño gráfico aplicado a la realidad. De su mano recibió la influencia del estilo suizo internacional que le permitiría concretar poco a poco una forma de trabajar muy personal: el sistematico uso de fotografias de un modo objetivo para expresas ideas complejas, el uso de una tipografia sin serifas, y la influencia de ls movimeitnos vanguardistas: en especial del dadaismo y del surrealismo. De su relación con el Partido Comunista quedó la amistad con Javier Pradera o Seix Barral.


El uso de la tipografía como imagen fue un recurrente habitual en su obra artística

Empieza a trabajar como freelancer en discograficas como Hispavox, Riola o RCA done se encraga de diseñar las diversas portadas. Pero donde sin duda destacó fue enn su faceta de diseñador en la Editorial Alianza y más concretamente en la colección De Bolsillo donde llegaría a crear hasta 4000 portadas. En ellas Gil rompió con una oscura tradición editorial donde reinaba el convencionalismo e introdujo nuevas formas de comunicación gráfica experimental. Las maniobras de vanguardia y las innovaciones que Gil introdujo en el diseño editorial español marcarían un antes y un después en el diseño gráfico español. En sus diseños decía inspirarse en el simbolismo de lops objetos que conseguía de sus visitas al Rastro. Con ellos era capaz de crear autenticos poemas visuales con los que supo conectar con la senbilidad del publico ector de la España de los años 60.

Portada a un libro de Alianza Editorial

Pero no solo de España, ya que su arte trascendió las fronteras y se traslado allende el mar hasta hispanoamerica. El Este efecto imitador que produjo su particular estilo, entre el plagio y el homenaje, hizo que Gil no cayera en la repetición serial de sus hallazgos plásticos, y le impulsaron a continuar explorando su fuerza creadora. Además de su trabajo editorial en Alianza, durante todos estos años Gil realizó también colaboraciones en otras editoriales como Península, Euros, Helios o Mondadori, y SigloXXI, así como carteles políticos, destacando el primer cartel propagandístico de HB, o de cine, en películas como “Los Días del Pasado” de Mario Camus. Incluso llegó a diseñar créditos para series de televisión como “La Forja de un Rebelde”.

Daniel Gil falleció en Madrid, el 14 de noviembre de 2004 dejando un hueco imborrable y una deuda impagada para todos los amantes del libro y de la producción editorial.

5 comentarios:

  1. Que entrañables colecciones las de Austral y Alianza bolsillo! Ejemplares de ambas colecciones originales y para mí han sido parte de mi infancia ver esos libros de mi padre por las estanterías de casa. Siempre presentes, a veces ignorados, a veces, leídos. Me agrado ver las ediciones especiales que se hicieron de Alianza Bolsillo creo que por el 2005 retomando los diseños de los inicios de la colección. Muchas gracias Sr Plaza por hacerme recordar lo importante de estas colecciones y sus diseños. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pues sí. Las cubiertas son ese gran olvidado dentro del libro. A menudo nos sirven de reclamo, bien para reconocer un libro o incluso de adorno pero rara vez nos preguntamos quien fue su autor. El mérito de Daniel Gil es mayor si consideramos el vacio tras la guerra civil y su dedicación por introducir elementos artísticos en las cubiertas.
    A ver si ahora que tengo más tiempo retomo el blog. De cualquier forma muchas gracias por comentar la entrada, pues me dais animos para continuar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Eric Satué creo que le dedica algún texto, ahora que lo recuerdo. No hay de que Mr. Square.
    Un Abrazo
    Acqua Durmanov realias Mari-Matrix

    ResponderEliminar
  4. Lastima, me había hecho a la idea de una admiradora no conocida. Pero reconozco que ese lenguaje me había puesto sobrealerta. Lo que si me has chafado es la imaginación :-p
    Y sí, un libro muy bueno y muy recomendable. Si conoces alguno más podriamos empezar a ir haciendo un listado sobre diseño grafico, teoría del arte, diseñadores graficos, obras, etc... Vamos todo lo que suponga explotar vilmente tus conocimientos.

    Por cierto a ver si preparo una entrada del libro que diseñé, producí y posproducí con la ayuda de nuestra profesora de Producción Editorial, Teresa Sastre. Que dicho sea de paso se lo ha currado un huevo.

    Un abrazo y bienvenida a esta tu segunda reencarnación internaútica. Si te contara las mias..... xD
    Tuyo, Álvaro :-p

    ResponderEliminar
  5. Mmm... creo que en la segunda línea del primer mensaje se ha cortado algo de mi frase...Mmmm... misterios blogueros. ¡El caso es que se entiende!
    Libros sobre diseño gráfico hay a mansalva, ¡cienes y cienes! Yo, personalmente, no poseo ejemplares de la materia. Tengo ejemplares del objeto de estudio: los libros diseñados en sí.
    A mi otros que me gustan mucho y que, ahora, se han vuelto una cuestión fetichista son los Crisolines. Antes eran libritos baratitos de bolsillo en el sentido más estricto de la palabra: ahora son ediciones especiales de Navidad de algún best-seller del momento; véase, a la sazón, al Sr. Alatriste.
    Attmete,

    Mari-Matrix

    ResponderEliminar