lunes, 7 de noviembre de 2011

Apple, Townsend y las nuevas tecnologías

Leo en un árticulo de El Pais la crítica que Diego Manrique hace a la charla de Pete Townsend, músico de la mítica banda The Who, en relación a las nuevas tecnologías y el futuro de la industria musical. ¿El contexto?, un radio-Festival llamado John Peel Lecture donde todos los años se recuerda al gran pinchadiscos. Townsend con su habitual claridad expositiva no pedía otra cosa mas que cortarle los huevos (¿que es eso de emascular?) al recién fallecido Steve Jobs por aprovecharse de las nuevas tecnologías para hacer dinero a costa de la tradicional industria de la música. Defendiendo la existencia de estas empresas explica que una productora no solo graba y vende el disco del autor al que contrata sino que, continua el artículo, "proporciona: 1. Orientación editorial (la labor del Departamento de Artistas y Repertorio). 2. Apoyo financiero (adelantos). 3. Tutela creativa (el seguimiento de la obra). 4. Fabricación (o publicación en la Red). 5. Publishing (derechos editoriales). 6. Mercadotecnia. 7. Venta. 8. Pago de royalties". Por ello los servicios como iTunes solo cubren los dos últimos pasos cuando, en su creencia, deberían de seguir todos los pasos. Pese a lo que parezca el músico no anima a quemar Apple sino que le plantea el reto de ir más allá de ofrecer unos servicios técnicos y tecnológicos para ofertar un servicio completo. Las nuevas propuestas irían por potenciar el papel de los “descubridores” que apadrinasen nuevos artistas, “proporcionar ordenadores y software. Dejarlos libres pero monitoreando su creatividad. Cuando florezca, ofrecer lo mejor de su música en iTunes en streaming gratuito. Si hay una reacción positiva de los oyentes, ponerla a la venta, incluso en otras plataformas o en formato físico. Y, desde luego, pagar a los creadores más generosamente que ahora: no habría intermediarios”. En otras palabras esta retando a Apple que de un paso adelante y que cree una discográfica dentro de su grupo empresarial. Una forma a través de la cual Townsend trata no ya de hacer ver a la gran multinacional las consecuencias que tienen sus servicios tecnológicos sino de recordarnos a todos que en la era digital, unos han engordado a costa de otros.



Pero ¿Qué tiene que ver Townsend, Apple y las discográficas con el mundo editorial?. Pues todo. No hay que olvidar que los problemas que sufren las tradicionales empresa discográficas no son (o serán) tan diferentes a los que sufrirán las tradicionales empresas editoriales. Es posible que Townsend haya apostado por un cierto conservadurismo en sus propuestas pero también es cierto que proporciona una visión mas racional sobre los efectos de las nuevas tecnologías en el futuro de la industria cultural. Más si consideramos las propuestas y las críticas que hace a la industria "analógica" por no apoyar los nuevos valores y el desarrollo independiente de los artesanos de la música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario